fbpx

Fortalece el autoestima de tu pequeño y fortalezcan sus lazos

¿Sabías qué para el año 2016 había en todo el mundo 41 millones de niños, menores de 5 años, con sobrepeso u obesidad? Esto es un verdadero problema porque el sobrepeso consiste en la acumulación excesiva de grasa, lo que supone un gran riesgo para la salud.

Ahora bien, nuestro cuerpo fue creado para estar en movimiento constante y por eso es necesario realizar alguna actividad física de manera frecuente, pero debemos saber que esto no aplica solo para los adultos, más bien es una práctica que debemos inculcar hasta en los más pequeños de la casa (así no tengas hijos esto te interesa porque seguramente tienes sobrinos,  primos, o algún otro pequeñito al que quieres mucho).

Un punto a favor para el ejercicio

Practicar deporte, hacer  alguna actividad física o una actividad recreativa, no solo ayuda a los niños a estar sanos y evitar condiciones como el sobrepeso, también es una excelente práctica para que desarrollen su mente, para enseñarles a ser responsables, comprometidos y dedicados. Pero ante todo, debe ser para ellos un tiempo de recreación y diversión (recuerda que solo son niños y debes evitar generar sensación de estrés en situaciones que deberían ser divertidas).

Nunca lo obligues a practicar una actividad que no sea de su agrado, o con la que no se sienta cómodo, tal vez los niños puedan tardarse un poco en encontrar una actividad que los haga felices, pero piensa que a futuro esto generará muchos sentimientos positivos en él o en ella, y ayudará a fortalecer el desarrollo de su personalidad de forma integral.

Niños activos igual a niños seguros y felices

Las actividades como natación, clases de música, ballet, karate, fútbol, entre otras, le ayudarán a tener mejor confianza en sí mismo, su autoestima será más alta, le enseñará a relacionarse de mejor manera con otros niños. Celebra siempre sus triunfos (por muy pequeños que parezcan) porque con ello seguirás ayudando a mejorar su autoestima, y le enseñarás además que el esfuerzo y la consistencia, ¡sí valen la pena!

Y por último, no hay nada más importante que escucharlos siempre y tener una excelente comunicación con ellos. Pregúntale constantemente cómo se siente, si le gustaría probar otro deporte o actividad recreativa, habla con él sobre cómo son sus compañeros o sus instructores (no pienses que por ser niños, no tienen nada que decir, te sorprenderás de sus respuestas).

Así que ya sabes… a buscar juntos su actividad favorita.

[Total:0    Promedio:0/5]
Categorías: Motivación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *