fbpx

El deporte puede hacer más por ti de lo que crees.

El día de hoy vamos a hablar de la importancia que tiene ejercitarse. En específico hablaremos sobre por qué es bueno salir a correr, bien sea por un parque, por las calles… correr por la vida. Pero, por muy bello que parezca, también sabemos que  no siempre es tan sencillo – al menos no tan sencillo como quisiéramos-. Es por eso que queremos compartirte estas 4 razones de porque no deberías pararte de donde estás y ejercitarte.

Si no quieres mejorar tu salud, no corras. Las personas que corren de 20 a 30 km a la semana tienen un sistema inmune más fuerte y son menos propensos a enfermarse. Correr al menos una hora al día hará maravillas en el aumento de tus defensas.

Si no quieres mejorar tu confianza, no corras. Según un estudio de la Universidad de Arkansas, el running te hace ser más atractivo. Este estudio reveló que el 80% de los hombres y el 60% de las mujeres se sentían más atractivos después de correr de forma regular.

Si no quieres tener una vida menos estresante, no corras. Correr es una excelente oportunidad para aclarar tu mente. Entonces ocupa este momento de tu día para encontrarte contigo mismo, disfruta de la serenidad que el correr te brinda para enfocarte en tu vida.

Si no quieres ser feliz, no corras. Esta científicamente comprobado que correr o ejercitarte te hace una persona más feliz. Al realizar un ejercicio físico tu cerebro libera endorfinas, las cuales provocan en tu cerebro sensaciones de felicidad, y a su vez alivian dolores y malestares.

Todos amamos la idea de practicar un deporte, amamos la idea de ser “runners”. Sin embargo, empezar una rutina de ejercicio, o más bien el hábito de ejercitarse no nos parece tan sencillo. ¿Cuántas veces le has puesto excusas a tus ganas de salir a correr? ¿Alguna vez te has dicho algunas de estas frases a ti mismo antes de rendirte?: “Hace mucho frío”, “Me siento cansado”, o cualquier otra frase similar que te haga desistir de tu propósito. Recuerda que tú eres lo que piensas.

¿Qué tal si por esta ocasión solo lo haces?, ¿qué tal si empiezas con un objetivo que esté a tu alcance? Sal a correr por 20 minutos. Veamos qué sencillo es:

  1. Calienta
  2. Trota
  3. Corre y
  4. Estira

Repite esta secuencia cada día y verás lo sencillo que te será crear este hábito. De acuerdo con investigaciones del University College de Londres, crear un hábito puede tomar alrededor de 66 días, entonces toma tu calendario y empieza a contar.

Así que ya sabes, antes de pensar en una excusa de por qué deberías posponer tu actividad física, piensa en todos los beneficios y la diversión de la que te estas perdiendo. ¡Y empieza a correr! Tal vez nos encontremos en el camino.

[Total:0    Promedio:0/5]
Categorías: Motivación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *