fbpx

Sabemos que ser mamá es una tarea de tiempo completo, y que en ocasiones tu nuevo estilo de vida tan acelerado no te permite salir a caminar o correr, y ni pensar en visitar un gimnasio, pero lo que sí es cierto es que activa siempre estás.  

Posiblemente tengas muchísimo menos tiempo libre del esperado porque la prioridad ahora es tu bebé, y él o ella se llevan toda tu atención. Estamos seguros que siendo tú una mamá de este milenio quieres sentirte y verte bien, y por supuesto, tener esa energía que requiere llevar el ritmo que tu pequeño o pequeña necesita para crecer feliz, seguro y bien cuidado.

Pero no tienes de qué preocuparte, ¡porque también puedes pensar en ti! Existen algunas soluciones muy efectivas para ponerte en forma mientras disfrutas de tu bebé. Para ayudarte con eso, hemos preparado esta serie de ejercicios que te permitirán cumplir tus objetivos y, lo más importante, sin tener que visitar el gimnasio ni estar lejos de tu bebé.  Recuerda: Mamá sana y feliz, bebé sano y feliz.

Sigue leyendo para enterarte de estas sencillas acciones que te ayudarán a recuperar tu figura:

  1. Al despertar toma un poco de agua simple con unas gotas de limón. El zumo de limón te ayudará a eliminar las toxinas de tu cuerpo y a mejorar tu digestión.
  2. Realiza 3 series de 15 repeticiones de roll-ups (de pilates). Este tipo de movimientos son perfectos para quemar calorías y reafirmar tu abdomen, además si lo realizas de la manera adecuada funciona como un excelente masaje para la espalda.
  3. Aprovecha todos esos momentos en los que tienes que pararte, y sabemos que son varios, para realizar unas 5 sentadillas cada vez que te levantes de tu asiento. Te sorprenderás con la cantidad de sentadillas que habrás realizado al terminar tu día.
  4. Otra oportunidad para realizar ejercicios es usar las escaleras, trata de utilizarlas varias veces al día evitando el elevador a toda costa. Puedes aprovechar los momentos de descanso de tu bebé para usar las escaleras, subirlas es un excelente ejercicio para cuadriceps, glúteos y pantorrillas.

Si eres mamá pero tu bebé aún no sale de tu pancita, es decir que estás en proceso de gestación, debes seguir siempre las indicaciones de un médico profesional, pero algunos consejos para mantenerte activa son:

  1. Si sales a caminar, recuerda que debes hacerlo en un terreno plano, y por lo menos 30 minutos. El tiempo máximo recomendable para caminar son dos horas al día para las mujeres embarazadas.
  2. Si te encuentras en oficina, párate cada hora y camina por lo menos 5 minutos. Esto ayudará a tu bebé a mantenerse en movimiento (él o ella también debe ejercitarse 😉 )
  3. Y nuevamente, lo mejor que puedes hacer es seguir las indicaciones de un profesional, conocer tu cuerpo, escucharlo e identificar los cambios por los que tu cuerpo está pasando durante la dulce espera.

Por último, entendemos que puede ser un tanto complicado realizar el ejercicio que necesitas, pero recuerda que lo importante es no tener una vida sedentaria. Si encuentras el tiempo para ti misma, tú, tu familia, y todos a tu alrededor saldrán beneficiados.

¡Así que deja el sedentarismo y empieza a ejercitarte!, por una mejor salud para ti y para tu bebé.

[Total:1    Promedio:5/5]
Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *